Translate

lunes, 14 de junio de 2010

Café Piano

Café Piano, que placer escuchar el piano directamente del instrumento en cuestió y disfrutar de un rico café. Es un placer que se etiqueta, para una población determinada, alguien con gustos finos. Pero es que alguien puede decir que no le gusta escuchar un piano en su estado más puro, o que no le gusta saborear un buen café. Pero no es facil disfrutar de estas dos cosas juntas, quizas es sencillamente por el coste que tiene, que pena. ¿ Por que todo lo bueno cuesta tanto conseguirlo?. Sencillamente lo bueno es dos veces bueno cuando lo consigues con esfuerzo.

5 comentarios:

patricia dijo...

un buen piano y un buen café, conjunción exquisita! en cuanto al costo, bueno...he tenido la oportunidad de ver incontables veces que si no cuesta no se valora!
besos!

Montse dijo...

Escuchar el piano tomando un café es poco frecuente, solamente fue en un hotel, y como estabamos hablando no prestas atención a la musica, prefiero escuchar el piano solamente.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Savia, ¡Pues sí que han cambiado las cosas!, hace 19 años que soy monja, por eso digo, que han cambiado las cosa. Muchas veces he gozado de estos ambientes sin gastarme dinero. En algunos casinos, sobre todo en la costa, tienen ese servicio. Puedes jugar o no jugar, la entrada es gratis o lo era, ahora no se. Solía frecuentar esos ambientes, le recuerdo que soy una convertida, lo digo para que no se asunten, pues cuando el juego en España era ilegal, iba a los pisos privados a jugar al Bingo. Cosas de juventud, pero que no me he dejado ninguna a trás, ¡jaja!. He gozado de la vida y ahora siendo monja la gozo mucho más.
Gracias, por su espacio tan améno y a la vez reflexivo.
Con ternura.
Sor.Cecilia

Cristina PS dijo...

Bueno... yo lo tengo gratis y en mi propia habitación. Es de lo mejor que hay... :)

Mary Horisberger dijo...

Hola Savia,primero gracias por visitar mi humilde blog, porque así conozco el tuyo que me parece genial, te felicito. Y sobre el piano, te cuento que yo puedo DISFRUTARLO así con mayúsculas, porque en mi casa hay uno que "acaricia con sus manos", mi hermosa hija de 23 añitos, que está por recibirse de profesora de piano, y música, y a veces tb, escucho por ella algo de VIOLIN , GUITARRA, para mí ésto es una GRAN RIQUEZA, ya que la vida sin música y sin mis lápices, pinceles óleos, no sería VIDA.
Un gran Abrazo.-