Translate

miércoles, 25 de agosto de 2010

Cigüeña

Que bonitos son los cuentos y la inocencia, y lo dura que es la realidad cuando la conocemos. Siempre intentamos endulzar la vida con historias fantásticas para apartar la realidad que nos turba, y nos parece agresiva. Una cigüeña que trae a casa un bebe, es causa de alegría, aparte de ser una ilusión que un pájaro nos traiga un bebe envuelto en un hatillo, que sera tu bebe y te lo traen de Francia. Hoy un niño no se tragaría esto ni por lo más remoto, la verdad es que la realidad bien contada puede ser más hermosa, que este cuento un poco trasnochado ya. Pero en otra época los niños soñaban con su hermano que llegaría del pico de una cigüeña. Hay un dicho que dice cuando la cigüeña veas volar, veras tu dinero doblar.Imagen de google.

8 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola, perdona que no he pasado a saludarte por un tiempo, pero ya estoy aqui, y tienes razón nos contaban cosas que hoy los niños ya no las creen...por conservar nuestra incencia?, creo que la realidad bien explicada puede ayudarnos a comprender, sin preguntarnos...por que nos mienten los mayores?,.
Creo que lo hacían por pura ignorancia.
Un abrazo.
Ambar.

Lola dijo...

En mi familia siempre se comenta con sorna, como mi hermana se pasó una tarde entera mirando por la ventana esperando mi llegada...pobrecita...
Y es que en la naturalidad es donde reside la auténtica belleza. Los niños son niños, pero no tontos...
Un abrazo desde el corazón.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mantener una inocencia,y una supeditación tambiém ser más obedientes y dependientes de nuestros padres. Hoy hemos rebasado los extremos. Parece ser que no cuestra hallar el equilibrio.
Sabia, deseo agradecerte que pasarás por mi blog, sabes que no es suficiente seguir un blog, los comentarios en los blogs nos enriquecen y dan vida al blog.
Con ternura
Sor.Cecilia

mimbre dijo...

Hola Savia...
No quieras saber la tremenda depresión en la que me sumi, cuando de niño descubri la realidad de tantas fabulas que nos contaron en la niñez, incluyendo "La cigueña".
Habia tanta magia, en esas creencias¡¡
Buena entrada, me gusto¡¡
Un abrazo
Osvaldo

Montse dijo...

¡Anda que no eramos inocentes!, jejeje, nos lo creiamos todo, pero bendita inocencia, cuando despiertas y ves la realidad, quieres volver atrás, el mundo visto con ojos de niño es hermoso.

♥Alicia dijo...

Hola Savia, qué ternura la cigueña y los niños, así como la Cenicienta y el Príncipe...
De niña la pasaba mirando al cielo esperando que trajera a mi prima Charito, jaja... ¡vaya! y qué maravilloso regalo nos hizo.
Besitos

"ACAPU" dijo...

"La realidad bien contada puede ser más hermosa"... Totalmente de acuerdo, hay cuentos que sí, que endulzan la vida, pero hay otros que la distorsionan hasta hacerla irreconocible.
Un placer descubrir tu blog, y gracias por dejar tu huella en el mío.
Un abrazo.

Miriam dijo...

Me encanta a inicio de la peli de Dumbo, cuando las cigueñas van repartiendo los bebes de los animales. Es divertido y tierno a la vez
Gracias por el post¡¡