Translate

sábado, 16 de abril de 2011

Palacio

Siempre soñamos con un palacio cuando somos pequeños, donde ser felices, más las chicas que los chicos. Cuentos de princesas, que consiguen al final todo lo que quieren, fundamentalmente, su principe azul. Pero cuando crecemos, hay quien sige persiguiendo su sueño, otros ven la realidad, y que no es tan facil conseguir lo que uno quiere. No podemos olvidarnos de nuestra niñez, pero se ha de madurar para poder ser feliz. Hay quien vive fustrado toda su vida, buscando aquello que nunca podra disfrutar ni tener. Los sueños es mejor que aparezcan cuando menos pensemos en ellos, y cuando se presenten aprovecharlos y no dejarlos pasar, las cosas buenas no se presentan nunca dos veces. Imagenes de Google.

10 comentarios:

AUTOCONOCIMIENTO dijo...

Soñar no deja de ser un reducto para escapar de lo cotidiano, elevarnos no es malo siempre que sepamos donde estan nuestros pies.
Una reseña sobre los palacios, tan grandes y frios que agotamiento para limpiarlos y calentarlos,cuanto trabajo, con lo acogedor que es lo recogidito.
Un saludo.

Montse dijo...

¡Y que lo digas,!, de niña soñaba que de mayor seria como Sisi, me encantaban sus peliculas, y esos vestidos tan bonitos, me veia bailando con un hermoso principe. La realidad es otra, el hermoso principe es un hombre normal y corriente,con mas defectos que virtudes, pero es a quien yo he escogido, para lo bueno y malo, y hay que aprovechar el momento, no se sabe si tendremos una segunda oportunidad, podremos soñar, pero con los pies en la tierra. Besitos.

jinquer dijo...

Disiento, las cosas buenas siempre están, la madre de cada uno,por ejemplo hagas lo que hagas, y también todas aquellas cosas buenas de verdad. Otra cosa son oportunidades, por eso Kairos es un dios medio calvo que solo se le puede agarrar de frente.

saludos

AMBAR dijo...

Y los sueños sueños son, unos se pueden conseguir en este mundo real, otros no.
El hoy pasa y es ayer, el ayer no vuelve.
Un abrazo.
Ambar

Arianna dijo...

Es verdad...buen fin de semana, Arianna

Pilar dijo...

Si cuando creces entiendes que los sueños son simbolos y aprendes a traducirlos, en vez de a olvidarlos, te será mucho más facil encontrar tu castillo o aún menor erigirlo.

José Antonio del Pozo dijo...

Los sueños, cuando menos pensemos en ellos, brotarán. No está mal visto. Los palacios... para Leticia, mejor, que sí los quiso.
Saludos blogueros

Dorisalon dijo...

A pesar de todo yo siempre sigo soñando... Un abrazo Savia

Candela dijo...

El tiempo perdido en buscar es el que nunca disfrutaremos. La vida es como las mareas y siempre hay que esperar la marea alta y aprovecharla, y el resto del tiempo a adaptarse y continuar luchando sin dejar por eso de ser feliz.

Buena reflexión, un saludo.

NaTali dijo...

Como dicen por ahi., los sueños hay que convertirlos en metas., y asi perseguirlos., si no se quedan asi como simples sueños.

Y que decir de las personas que lo consiguen como quien dice sueño con ser piloto aviador y cuando es grande lo logra eso ha de estar padrisimo.,

Soñar no cuesta nada., pero hay que ser maduros y trabajar para conseguirlos.

Saludos