Translate

jueves, 28 de julio de 2011

Placer y dignidad


Anteponer el placer a la dignidad, nos convierte en seres vulgares, que no es lo peor, ya que en realidad actuamos como bestias, donde dejamos de ser humanos, para ser animales de la peor calaña, es decir el mal en su estado más puro. Imagenes via web.

3 comentarios:

Dilmar Gomes dijo...

Passando por acá para dejar um saludo.

jinquer dijo...

Y que tal si buscamos los placeres del alma? es decir, el placer de la dignidad, o el placer del placer.
Pero hay muchos que todavía se ponen precio por un plato de lentejas.

B!¡S

Princesa115 dijo...

Totalmente de acuerdo contigo

Un abrazo