Translate

lunes, 15 de noviembre de 2010

Tiempo de confusión

Vivimos en un tiempo en que se tiende a confundir a despitar, para protegernos de lo que creemos son nuestros enemigos, nuestro peor enemigo es siempre uno mismo. Hemos de conocernos muy mucho para no caer en las trampas que nos tendemos nosotros mismos. Un examen de nuestros actos de manera cotidiana es algo muy sano. Es un ejercicio que muchas veces olvidamos hacer. Reconocer que nos hemos equivocado, rectificar, intentar hacer mejor, ya es un logro aunque no lo consigamos. La paciencia con nosotros mismos es una virtud a fomentar. Nos ayuda a no desesperarnos. Paciencia y claridad, no tendremos que inventar velos de confusión para que,los demas, esos que queremos perder de vista, pierdan la pista de nuestros pasos y nos dejen empaz.

7 comentarios:

Jose Manuel dijo...

El reconocer las equivocaciones es el primer paso para ser mejor persona.Pero eso es un ejercicio como el pedir perdon que muy poca gente practica y se tenia que practicar mucho mas.
Un saludo

LOLI dijo...

Muchas gracias por la lección.

UN ABRAZO

Poeta del Cielo dijo...

saber encontrar en nuestros actos errados o fuera de foco y al darnos cuenta de ellos reconocer la falta que infelizmente no se realiza peroque seria muy bueno hacerlo para limpiar el alma y vivir en paz...

bella reflexion

saludos
linda semana
abrzos

Kosmisch dijo...

Asi es paciencia como podamos y a seguir viviendo, lo mejor que podamos con respeto.

Saludos

Kosmisch

http://pensamientosenelahora.blogspot.com/

Maria Jesus dijo...

Aprender de los errores es un buen ejercicio

stelios dijo...

Jamás habrá frase más sabia que "rectificar es de sabios" y con ello aprendemos a caminar sin perder el sendero, aunque emergan nuevos caminos y nuestra inherente curiosidad, nos conduzca a explorarlos.
Un beso

Ernesto. dijo...

Hola Savia, un blog entretenido, interesante y dinámico... La verdad es que tocas casi todas las teclas del piano de la vida...

Un abrazo.