Translate

jueves, 27 de enero de 2011

Indignacion


Cuando la injusticia aparece en nuestras vidas, se produce una impotencia, amargura, dolor y rabia, que en esos momentos no somos capaces de ver con claridad, y proyectamos esa indignacion habeces contra otras cosas o personas que no tienen ninguna culpa. Es decir el primer tonto que pasa se lleva el regalo. Y asi seguimos la cadena de las injusticias. Hay que pararse respirar ondo y contar hasta diez, no es facil, pero hay que intentarlo. En seguida debemos buscar un momento agradable de nuestras vidas o hacer algo que nos guste y olvidar de momento la cuestion, para abordarla cuando este sentimiento no se encuentre en nosotros. Imagenes de Google

8 comentarios:

José Ramón dijo...

Savia que verdad en sus palabras en esta época de inseguridad aun más
Gracias por su visita saludos

Dilmar Gomes dijo...

Olá querida amiga. Tu estás correta! Nunca devemos transferir aos outros os males causados por terceiros. A pessoa de bem, jamais agirá com maldade, porque ser bom implica em possuir um coração puro.
Um grande abraço.

Dorisalon dijo...

Ciertamente, pero que difícil...!

Mariano dijo...

Siempre paga santo por pecador... es la eterna lucha de poder de nuestra idiota raza =D

Damian dijo...

es muy comun desquitarse con el primero q venga si estamos de malas, trato de entenderlos cuando a mi me pasa

Alcudia de Veo dijo...

Toda injusticia acarrea nueva injusticia, para evitarlo, como tu dices hay que pararse, respirar hondo y ....

Lola dijo...

Que cierto amiga, igual de cierto que no hay nada como esperar y dejar que se pose esa rabia, nuestra salud nos lo agradecerá.

Un besote

Isamonalisa dijo...

La vida es una cadena de acciones. Qué importante es saber mantener la calma, y qué difícil lograrlo.

Besos!!