Translate

jueves, 20 de mayo de 2010

Confianza puerta de salida del caos.

Confianza en uno mismo, en los que te rodean, en tuvida, en las cosas sencillas, en la formación, en el maestro, en tus creencias, en tu capacidad, en el entendimiento, en que todo tiene solución, en que todos podemos ser responsables y que la vida es algo más que un lugar de paso, no hay que banalizar. La confianza es arriesgar por los demás, puedes perder pero puedes ganar, apostar por el ser humano debe ser siempre positivo, pues él y solo él, tiene la llave que habre la puerta de la confianza. Si desconfiamos en exceso, paralizamos nuestra capacidad de reacción. Para confiar, primero no hay que tener miedo, es el peor compañero. No se puede confiar en todo, la respuesta es dificil, pues en realidad, en ciertas cosas no podemos confiar, y es cuando la razon pierde toda su lógica, y el objeto es carente de confianza por que está totalmente perdido, no se puede recuperar.

5 comentarios:

Montse dijo...

Como bien dices hay confianzas que no se pueden recuperar, cuando te han dado " puñaladas traperas " y mas de una vez, dejas de confiar en esas personas, y siempre estas alerta,no sabes cuando volveran a actuar. Por esta razón casi siempre voy con mi coraza, para protegerme de ciertas personas, aunque gracias a Dios, tambien las hay que son muy buenas gentes.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Personalmente es preferible vivir confiado que desconfiado.
El desconfiado vive siempre con temor de que le hagan daño y ese mismo temor le hace replegaese en sí y no hacer el bien que debería hacer a los demás.
¡Claro que nos traicionarán!, pero a caso nosotros no defraudamos a Dios mil veces al día y Dios sigue confiando en nosotros. Pues sigamos su ejemplo y hallaremos el camini de la felicidad. Perdonar y ya no les digo olvidar, pero no recordarlo con ansias de venganza sino simpremente viene a la menoria y la dejamos marchar sin emtretenerlos en esa mala jugada que nos hicieron.
Con ternura.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.p

Maria dijo...

La confianza es un tema muy delicado,hay q ir muchas veces de puntillas,ya q cuando la pierdes es muy duro volver a encontrarla y dificil retenerla.

Un saludo y muchas gracias por comentar en el blog

♥Alicia dijo...

Hay situaciones donde debemos ser Prudentes, estar atentos, dejar abierta otra posibilidad...
La confianza en nosotros mismos y en los demás nos ayuda a crecer y desarrollarnos mejor y favorece a la buena comunicación humana.
Un abrazo.

Antonio Misas dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Yo confío en todo el mundo mientras no me demuestre lo contrario y si es mi amigo, incluso le permito que me falle mil veces. Confío en mi suerte, que por supuesto me la busco yo, me gusta la gente y la vida y si un miedo aparece, lo encaro, lo analizo y lo supero. Confío tanto en mi que he superado cada desastre de mi vida y de los mios.
La confianza te da seguridad y te carga de buena voluntad. Te hace amar la vida y amar a los demás y comprender que todos somos humanos y sufrimos y que todo el mundo necesita ser comprendido y respetado. Y como te he dicho en mi anterior comentario, no soy un altruista, ni un santo pero sigo aprendiendo a entender a los demás, que menos. Nunca le cierres la puerta a nadie. Presuntamente así es la vida. Me gusta.
Me da buenas sensaciones tu blog y... está canción, jaja

Abrazos y besos.