Translate

lunes, 31 de mayo de 2010

La mentira.

La mentira es mentira solo cuando la damos por verdad. Si conocemos la mentira, sabemos con claridad cual es la verdad. La mentira ayuda a conocer la verdad. Pero la mentira que consigue su fin de ser mentira hasta los limites de no poder ser descubierta, es la gran mentira que nos oculta por entero la verdad, viviendo una vida totalmente falsa, carente de sentido, y sumida en el caos. Mientras para unos la mentira es sujeto de desorientación, para otros puede ser de ceguera total, de ignorancia. Y es así como más fácil se pierde la libertad. La verdad duele, cuando no nos gusta, y preferimos la mentira, para no sufrir, engañarnos en frecuente para evitar el dolor, pero no afrontar la realidad da lugar a que el daño sea mucho mayor. Duela lo que duela la verdad hay que afrontarla, la mentira puede ser la fantasía que nos pille desprevenidos, y lleguemos tarde para solucionar el problema. La mentira se utiliza para muchas cosas, la verdad en cambio se suele, ocultar como si fuera un tesoro. Las mentiras muchas sirven para dulcificar la vida. Pero la verdad suele ser mucho más cruel y la disfrazamos. La verdad puede ser muy bonita solo hay que buscar las soluciones cuando ella nos plantea los problemas, la verdad es vida pura. Imagen de Google.

1 comentario:

Montse dijo...

TOD@S ALGUNAS VECES DECIMOS MENTIRAS, POR PIEDAD, O PARA QUE NO TE PILLEN EN ALGO QUE HAS HECHO, Y ACABAN.... PILLLANDOTE,Y MUCHAS COSAS MAS.hAY UN REFRAN QUE DICE "SE COGE ANTES A UN MENTIROSO QUE A UN COJO".Hay que ir con la verdad,`pero muchas vceces las circunstancias te obligan a mentir.