Translate

martes, 11 de mayo de 2010

Latigazos del destino.

Cuando más seguro estás de que tienes controlada tu vida, y que nada extraño puede sucederte, es el mometo justo cuano tú vida sufre un reves. Empezamos a maldecir nuestra suerte. En muchas religiones se ve como pruevas que nos pone la vida. Yo no diria esto, saco la conclusión que para seguir avanzando en el destino que nos hemos ido forjando no hay otra manera de seguir adelante, es dificil ponerle lógica, pero si lo piensas es más facil seguir el camino, cuando piensas que tenia que suceder y tú no has tenido nada que ver, o quizas sí, pero tenia que suceder. Hay que volver a programar nuestras vidas y llegar de nuevo al equilibrio que hemos perdido. Si no estamos alerta es más facil que este equilibrio pueda rompeser con facilidad. El problema está en general cuando el relajamiento llega a limites insultantes. Hay que estar alerta, pués el látigo del destino está expectante. Cuando realizamos una accion, no tiene que caer en la banalidad, sino tiene que tener un porque, ya que estaremos tentando al futuro.

9 comentarios:

patricia dijo...

querida amiga, ciertamente no podemos controlarlo todo, hay obstáculos, muy duros obstáculos que son muy difícil de superar, que están mucho más allá de nuestra mano. personalmente, intento utilizar cada uno de ellos como un estímulo para fortalecerme y superarme a mí misma,y sobre todo (y lo más difícil!!!!) cultivar la paz y la aceptación en lo irreversible.
un fuerte abrazo!

Montse dijo...

Se dice que cada persona tiene su destino marcado, pero creo que se puede cambiar, , no cruzarnos de brazos y a esperar, si queremos algo, hemos de luchar por ello, por muchos latigazos que la vida nos de. Besitos.

♥Alicia dijo...

"Lo que seas mañana será consecuencia de tus actos de hoy"...

Savia con mucho cariño te comparto la frase y deseo para tí bonitos dias.

Un abrazo.

♥Alicia

luismi dijo...

El destino es un señor muy cuadriculado, al que siempre podremos lijar sus aristas.

Un abrazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hemos de aprender a vivir sin seguridades, al menos tan atados a ellas que cuando algo se turce ya estamos ahogándonos. Perder un ser querido es en cierto modo romper un cordón umbilical de seguridad, máxime si son tus padre y aún eres joven.
Te cuento..el domingo me quedé sin blog, mi entrada fue ....no te pongo la palabra, pero apareció en otro blog que se apropio de él, quizás por un mal entendido, quizás no. No entro en jucio, pero me sentí defraudada, impotente y sin ningún tipo de seguridad, porque no se nada de informática, tengo el blog porque me lo regalaron ya hecho, así que estuve sin saber qué pasaría. Pero los buenos amigos siempre aparecen cuando todo parece perdido y lo arregló, ya lo tengo de nuevo y me lo ha mejorado: Así que si por un día perdí una cierta seguridad el sólo hecho de confiar que todo pasaría me alivió , todo hay que decirlo...un poquitín.
Gracias por tu espacio.
con ternura.
Sor.Cecilia

Sony dijo...

yo creo que muchas veces no estamos preparados para cambios profundos en nuestras vidas,para esos reves que muchas veces se cruzan a lo largo de nuestra vida,pero hay que sacar fuerzas,quitarse el polvo del camino,incorporarse,sacar pecho y darle para adelante,no hay otra forma de seguir el camino,sea como este se presente.

un fuerte abrazo savia!!!!!

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Amiga Savia, me gustan mucho tus reflexiones,son enverdad muy
interesantes.
Un abrazo que estes bien.

Acuarius dijo...

Buen mensaje...

soldeinvierno dijo...

asi como vamos resiviendo "latigasos", vamos aprendiendo cosas, cosas que nos sirven demasiado para seguir en nuestro puzle de la vida, miestras estes segura de tus actos, decisiones, etc. Da lo mismo mirar atras porque ni te daras cuenta cuando estes en al sima y estaras orgullosisima de ti.

Muchos saludos tus palabras... me gustaron demasiando hay mucho sentimiento de por medio, saludos

http://miverdaddeti.blogspot.com