Translate

martes, 19 de julio de 2011

Lo que la vida cambia.



En duro en blando, son igual de hermosas la piedra y la flor, solo que la flor se marchita, y la piedra permanece, la flor no te hara nunca daño, la piedra puede matarte. Las dos proceden de la madre tierrra, y no tienen que ver nada la una con la otra. Se supone que la piedra no tiene vida, y que la flor si la goza. La vida es fragil, y quien la posee, tambien lo es. Pero si la piedra no la tiene, la vida en cambio la transforma y toma vida sin tenerla, pues siempre intentamos modelarla. Imagenes via Web.

3 comentarios:

Dilmar Gomes dijo...

Chica Savia, passando por acá para desear uma linda tarde.

Dorisalon dijo...

Por supuesto, me quedo con la flor. Un abrazo

Rosa.E dijo...

Hermosa entrada, excelentes reflexiones.
"Feliz día del amigo"
Un abrazo desde la distancia