Translate

sábado, 5 de febrero de 2011

Tortura


Hay muchos tipos de tortura, y todos son legales, cuando te obligan a aceptar, aquello que no quieres, cuando tienes que decir si cuando quieres decir no, cuando tienes miedo y nadie puede ayudarte, cuando tienes sed y nada puede saciarte, cuando siente la injusticia, y nada ni nadie puede hacer nada al respecto. Es la tortura pasiva, está constantemente alrededor nuestra, y solemos huir ignorandola. Afrontemos el problema y acabemos con lo que nos molesta, seguro que hay una salida, sino volvera tarde o temprano a atormentarnos. La tortura silenciosa, que cruel que es, pero hemos de vivir con ella, o tratar de disfrazarla, para sobrevivir. Hay tortura, que te conviertes en compañera, como destruyes sin que te enteres traicionera.Imagenes de Google.

6 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola Savia, tienes razón, la tortuta silenciosa, que no parece tortura, si no que parece una vida normal y corriente...ahí esta, a nuestro alrededor continuamente, pero está.
Un abrazo.
Ambar

Nueva Luna dijo...

Ser esclavo de tu propia mente, es una tortura! Buen finde!

Jota Mate dijo...

Mucho de lo que pones como tortura silenciosa no deja de ser ansiedad personal. Detrás de la ansiedad hay muchos factores. A veces con solución, otras son nuestras propias cadenas que necesitan una fuerza liberadora superior.
Si no, nos acompañarán siempre. No deberíamos consentirlo.
Un saludo

La sonrisa de Hiperión dijo...

La palabra tortura no debería existir en ningún idioma...

Saludos y un abrao. Feliz domingo.

MIMOSA dijo...

Todo aquello que nos taladra la mente es pura tortura, incluso cuando le damos vueltas y vueltas a problemas livianos.
Un beso

VivisPato dijo...

Lo peor es cuando te acostumbras a esa vida y no conoces mas que esa palabra tortura!
Saludos.