Translate

jueves, 17 de marzo de 2011

El buen gusto


Cada vez va más ocompañado el buen gusto, a tener dinero, pués es imposible fayar en la decoración, ya que hay profesionales, estupendos, que hacen que cualquier sitio se convierta en un pequeño paraiso. La exquisitez cada vez queda más limitada, a personas con capacidad economica saneada. En general gozan de mucho más espacio en sus viviendas para hacer de ellas unos sitios lindos donde disfrutar de un hogar. Tambien poseen la posibilidad de contratar un decorador, que les ayude a tomar una buena decisión. Se intenta que llege cada vez más a más gente, pero no suele resultar, el dinero es el dinero.

8 comentarios:

Montse dijo...

Dinero y espacio, eso me falta, sino , tendria mis gustos cumplidos. besitos.

Ana Márquez dijo...

Como se suele decir: "no hay mujeres feas, hay mujeres pobres" :-) Con las casas ocurre lo mismo. No hay "buen o mal gusto", sólo hay más o menos dinero en la cuenta corriente.

Buena reflexión. Besitos.

Marta dijo...

Savia
bueno....hay gente con mucha pasta, pero con un mal gusto imposible!!!!!.
Y luego hay otras que con 4 duros sacan mucho partido a las cosas...
Petonets, sempre

Alcudia de Veo dijo...

el dinero no garantiza el buen gusto,hay mansiones horrorosas. un sitio lindo no hace un hogar, un hogar es otra cosa.

Dilmar Gomes dijo...

Querida amiga, gosto é uma coisa pessoal e intransferível, apesar disso, concordo que muitas vezes determinados gostos agridem as tendências mais refinadas.
Um grande abraço.

AUTOCONOCIMIENTO dijo...

Creo que no siempre el dinero va unido al gusto, y que alguien decida como decorar tu hogar es tan impersonal, creo que nuestro espacio, donde vivimos tiene que reflejar nuestra alma. Supongo que el tema decorador, riqueza, espacio, buen gusto son palabras con diferente significado dependiendo quien las lea. Buen gusto es subjetivo.
Un saludo.

Pilar dijo...

Con dinero se puede comprar hasta el gusto, pero no creo en una relación tan directa como planteas, con poco y buen gusto, se llega más que lejos.

Bouganvilla dijo...

No sé, yo creo que se puede tener gusto sin dinero, y puede haber millonarios superhorteras.

Pienso que las casas tienen el alma de sus dueños, si se las decora un interiorista, esas casas no tienen personalidad ninguna, les falta alma.

Muchos besitos de alguien con dinero para vivir y gustos sencillos y cómodos.